Abrazos que Sanan: Cachorros Rescatados Encuentran Consuelo en el Abrazo Más Tierno

Cachorros rescatados se consuelan con el abrazo más tierno

Acostumbrarse a la vida en un refugio no es fácil, ¡especialmente si eres un pequeño cachorro que viene de la calle y nunca has sentido el toque amable de un humano! 

Cuando Peaches y Layla, junto con su madre de 7 años, Lady, entraron por primera vez a su refugio, estaban aterrorizados por el nuevo entorno. Los cachorros se sentían muy inseguros cuando su madre no estaba presente, ya que no estaban acostumbrados a estar separados de ella. 

La desgarradora imagen de Layla y Peaches consolándose con un abrazo después de un chequeo veterinario de rutina se volvió viral en poco tiempo, ¡derritiendo los corazones de miles de personas en todo el mundo!

Lady, Layla y Peaches salvados de un corral sucio

Cachorros en una jaula en un corral sucio.
Fuente: La Gran Época

El año pasado, el Departamento de Policía de Youngstown se puso en contacto con Animal Charity of Ohio , de Youngstown, Ohio, sobre caninos en un corral sucio y abandonado. 

Jane MacMurchy, directora de esta organización, llegó al domicilio y encontró a una mamá perra y sus dos cachorros viviendo en condiciones inhumanas, todos cubiertos de tierra.

Los perros estaban muy asustados, se aferraban unos a otros y se negaban a socializar al principio.

dos cachorros en una jaula
Fuente: La Gran Época

El equipo de ACO los transfirió con éxito a sus instalaciones para recibir atención adicional, ¡con la esperanza de brindarles la socialización que tanto necesitan!

“Los 3 están muy asustados por su completo aislamiento, los cachorros se aferran el uno al otro para consolarse. Ahora recibirán la atención médica y la socialización que tanto necesitan. Bienvenidos a Animal Charity, Lady, Peaches y Layla”, escribió el equipo de ACO en su Facebook.

Los cachorros estaban demasiado asustados para estar sin su mamá

Dado que los tres han vivido en pésimas condiciones, entre basura y escombros, y sin poder experimentar el mundo exterior, los caninos necesitaban una lenta adaptación a sus nuevas circunstancias.

Jane y el resto del equipo se aseguraron de que tuvieran el baño que tanto necesitaban, ¡así como el primer chequeo veterinario! Mientras que Lady, la madre, parecía un poco más cómoda con gente nueva, sus cachorros, Layla y Peaches, estaban absolutamente aterrorizados.

Durante las vacunas y el control veterinario, Lady ingresó primero, dejando a sus cachorros en el área de admisión. Carecían absolutamente de confianza y no sabían qué hacer sin su madre, por lo que Layla y Peaches se abrazaron hasta que ella finalmente llegó.

Esa fue una escena desgarradora para Jane y el resto de sus colegas, simplemente ver a dos cachorros inseguros abrazados y sintiéndose completamente solos en este mundo. 

Como los tres estaban relativamente sanos, la ACO se centró más en desarrollar su confianza y sus habilidades de socialización. 

Los cachorros y su madre pasaron por diferentes sesiones de entrenamiento juntos y por separado, y poco a poco comenzaron a recuperar la confianza perdida hace mucho tiempo en torno a los hoomans.

Los tres encontraron sus hogares Furever

Aunque al principio pareció una eternidad, Layla y Peaches comenzaron a sentirse cómodas después de solo una semana de intenso entrenamiento. Los cachorros estaban mucho más relajados y amigables con la gente, ¡y ahora también estaban ansiosos por jugar! 

Su mamá ya estaba allí, conocida como el pequeño amor “movimiento del trasero”, ¡y estaba feliz de recibir toda la atención de sus nuevos amigos!

Finalmente, los tres encontraron su hogar para siempre, gracias a Lake Humane Society , de Mentor, Ohio, el socio de transferencia de Animal Charity of Ohio. 

perro jugando en el agua en un día soleado
Fuente: La Época

La nueva familia cambió el nombre de Peaches a Sasha, ¡y a ella le encanta jugar en la piscina de su nuevo hogar! 

En cuanto a Lady y Layla, ambas disfrutan de la compañía de sus nuevos homosexuales y ¡no podrían estar más felices! ¡A Lady le gusta descansar en su nueva cama, mientras Layla pasa sus días con su nuevo amigo perruno, Linus!

perro durmiendo en el sofá
Fuente: La Gran Época

Una vez fueron una familia insegura y aterrorizada de tres miembros, ahora son afectuosas mascotas familiares que encontraron refugio en tres familias diferentes. ¡Les deseamos todo lo mejor en la vida!

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *