Buscando Amor: Un Perro Mueve la Cola a Cada Persona con la Esperanza de Ser Liberado y Recibir Atención

Los perros son más que simples mascotas; son miembros de la familia. En lugar de ser ignorados y confinados en una pequeña jaula, es necesario jugar con ellos y ofrecerles suficiente refugio.

Esta es la única vida que Pip ha conocido. Había pasado toda su vida en un corral exterior, sin nadie a quien amar o con quien jugar.

Era un perro agradable con mucho amor que ofrecer pero sin nadie a quien dárselo. Sus dueños fingieron que no existía, pero él sólo quería ser reconocido.

Movía la cola y saltaba encima de la jaula cada vez que alguien lo miraba, indicando que quería jugar con ellos.

Los trabajadores de campo de PETA finalmente pudieron liberarlo. Pip no pudo ocultar su alegría cuando el voluntario vino a dejarlo libre.

Comenzó a sacudir la cola y a rebotar por todo el recinto. Pip estaba acostado boca arriba recibiendo masajes en el vientre cuando el trabajador de campo entró.

Por primera vez en su vida, la mujer le puso una correa y lo sacó de la jaula. Al principio estaba desconcertado, pero se alegraba de ser libre.

Lo llevaron al veterinario para una inspección y fue adoptado unos días después.

Pip finalmente encontró un hogar amoroso y vive la vida que se merece. Ahora puede jugar y acurrucarse en el sofá sin preocuparse de estar confinado en la jaula exterior.

Háganos saber sus opiniones en la sección de comentarios a continuación.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *