“Compasión Inquebrantable”: La bondad de la mujer brilla mientras cubre con su propio abrigo al perro tembloroso atado a la esquina de un árbol, mostrando una generosidad que no conoce límites.

Kristina Hollie y un compañero de trabajo estaban esperando el autobús en Cambridge, Massachusetts, cuando notaron a un adorable cachorro haciendo recados con su madre. Su madre estaba a punto de entrar a la oficina de correos y no pudo llevarse al cachorro. Ella comenzó a atarlo a un árbol y lo que pasó después derritió los corazones de todos.

“Afuera hacía bastante frío y viento”, dijo Hollie a The Dodo. “Vi que estaba claramente temblando. Ella ciertamente lo vio porque se quitó la chaqueta y cubrió al perro mientras se sentaba. ¡Tal vez ella creyó que él se lo quitaría a patadas, así que se arrodilló y se lo cerró!

El cachorro se quedó perfectamente quieto mientras su madre lo envolvía con su chaqueta, ansiosa por ponerse algo abrigado. La mujer claramente quería traer a su perro adentro si podía, y como no podía, quería que estuviera lo más cómodo posible hasta que ella regresara, incluso si solo se ausentara por unos minutos.

“Le dije que lo que había hecho fue realmente encantador y afectuoso tan pronto como se levantó y pasó a mi lado”, añadió Hollie. “Ella simplemente dijo: ‘¡Gracias!’”. ‘¡No lo quiero frío!’”

El adorable canino llamó mucho la atención mientras estaba sentado en el pavimento con su chaqueta, ya que la gente no podía dejar de tomarle fotografías o comentar sobre su cómoda chaqueta.

“Observé a otras dos o tres personas pasar junto a él y comentar lo encantador y calentito que se veía”, agregó Hollie.

Finalmente llegó el autobús de Hollie. Mientras subía, volvió a mirar al perro vestido con una chaqueta, que estaba sentado con orgullo en la acera vestido, esperando a su madre, quien lo ama lo suficiente como para regalarle la chaqueta que ella misma sacó.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *