De la Oscuridad a la Luz: Rescatada Bajo un Banco, Llena de Escombros y Barro, Finalmente Siente el Toque Cálido de una Mano Amorosa

Está en nuestro poder marcar la diferencia, no basta sólo con alzar la voz y exigir justicia para los animales abandonados, maltratados, que pasan sus días sufriendo ante los ojos de criaturas insensibles incapaces de responder.

Son los verdaderos hechos llenos de piedad y amor los que producen una diferencia significativa no sólo en la vida de los animales más vulnerables, sino también en la sociedad.

Enferma y obviamente asustada, pidió ayuda.

Afortunadamente, hay muchas personas que se comprometen en cuerpo y alma a realizar este tipo de actividades. Gracias a organizaciones y grupos de rescate que se preocupan por el bienestar animal, la vida de muchos peludos abandonados ha mejorado.

Una de esas organizaciones es DAR Animal Rescue , que continuamente están en las calles rescatando a tantos cachorros como sea posible.

Un voluntario del refugio fue el ángel de este cachorro.

Recientemente fue salvada una perrita joven que se escondía debajo de un banco lleno de escombros, empapada en barro y con mucho miedo, necesitaba ayuda; de lo contrario, no podría vivir sola.

DAR Animal Rescue llegó al lugar luego de que numerosas personas publicitaran en las redes sociales la situación del perro; muchos comentaron, pero ninguno dio un paso al frente para brindarle la atención que necesitaba con tanta urgencia.

Le quitaron cientos de garrapatas de su cuerpo.

No fue hasta que un voluntario del refugio se acercó para ayudar a la perrita que su terrible destino comenzó a alterarse.

La señora la cubrió con una manta, la tomó en sus manos, la colocó en el vehículo y la transportó al veterinario.

El médico informó que el estado de salud de la cachorra era frágil, estaba afectada por garrapatas que le habían producido una enfermedad en la sangre, además tenía una infección en los ojos y estaba extremadamente bajo de peso.

Desnutrida y débil, incapaz de valerse por sí misma, su anemia y la pérdida de sangre parasitaria hicieron que su diagnóstico fuera un poco preocupante.

Su recuperación se retrasa pero creemos que estará bien.

Al concluir la revisión finalmente pudo comer, pudo haber sido su primera comida del día, al menos pudo digerir y asimilar los alimentos.

Su estado de salud es todavía bastante delicado. Los veterinarios y cuidadores pasaron todo el día con ella haciendo todo lo posible para que se recuperara.

No se sabe cuánto tiempo tomará para que esta pequeña bola de pelo esté completamente sana, a pesar de que está en las mejores manos, sigue luchando por su vida.

Esta cachorrita indefensa necesita una segunda oportunidad, encomiéndala en tus oraciones y no olvides realizar actos que marquen la diferencia.

Ayudar es factible si dejamos de lado la indiferencia. Si no puedes adoptar, ayuda a las agencias de rescate y refugios de tu localidad. Juntos somos fuertes. ¡Compartir!

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *