Después de que los bomberos salvaron al Pit Bull del incendio, su dueño lo dejó en el consultorio del veterinario. Sin embargo, nadie vino a reclamarlo, convirtiéndolo así en un pobre perro abandonado.

 

No puedes creer en lo que se convirtió: cachorro pitbull abandonado por sus dueños en la oficina del veterinario después de que los bomberos lo salvaron del incendio.

A veces la vida tiene un comienzo difícil. Se suele decir que no es tan importante cómo empiezas una carrera sino cómo la terminas. Un ejemplo conmovedor de esto es la historia de Jake, un pitbull.

Desde que era un cachorro, Jake ha estado involucrado en un incendio. Sólo había nacido unas pocas semanas. Jake tuvo la suerte de que un bombero lo salvara del cobertizo en llamas. Fue llevado inmediatamente al veterinario para recibir tratamiento. El pobre perrito sufrió graves quemaduras en todo el cuerpo a consecuencia del incendio.

Fue malo para Jake que sus dueños lo hubieran dejado en la clínica veterinaria. El perrito, que había resultado herido y ahora estaba abandonado, se encontraba en pésimas condiciones. Cuando el bombero que había salvado a Jake decidió adoptarlo, el destino de Jake cambió.

Como resultado, su vida comenzó a mejorar inmediatamente. Gracias al amor y apoyo de su nueva familia, Jake pudo recuperarse de sus heridas. El nuevo dueño del perro era bombero, por lo que le permitieron criarlo allí. Encajó muy bien en la estación de bomberos e incluso consiguió su propio lugar en el camión de bomberos.

Después de ser adoptado, la vida de Jake ha sido bastante buena. Su tarea es ayudar a los bomberos a evaluar las bocas de incendio. Sirve como mascota oficial del Departamento de Bomberos de Hanahan. Como resultado, Jake representará a la organización como embajador ante el público en general. Visita escuelas cercanas mensualmente para instruir a los niños sobre seguridad contra incendios.

Tuvo la oportunidad de prestar juramento al cargo de K-9 antes de prestar juramento como mascota oficial del equipo. Además, fue ascendido al nivel de miembro oficial del departamento, lo que le confiere el derecho a llevar chaleco y distintivo. Por otro lado, su dueño le hizo un traje de bombero en miniatura, que probablemente sea aún más lindo.

El trabajo de Jake con el departamento de bomberos ha contribuido significativamente a la comunidad, pero el trabajo de este perro está lejos de terminar. En el futuro, Jake podría obtener su certificación como perro de terapia, lo que le permitirá ayudar a pacientes con quemaduras.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *