En medio de lágrimas de júbilo, un perro encadenado cerca de un acantilado durante una década se siente abrumado por la gratitud y el asombro cuando la bondad lo envuelve en su tan esperado rescate.

Cachorro que pasó 10 años enteros atado cerca de un acantilado llora cuando finalmente ve amables Hoomans

Entre la multitud de historias de perros desgarradoras, esta seguramente te hará llorar.

Maru, el perro más dulce, es el gran protagonista. Y, si pudiera hablar, estoy cien por ciento seguro de que cambiaría toda la fama que ganó por diferentes circunstancias de la vida.

Atado en un lugar aislado cerca de un acantilado, Maru desperdició diez años de vida debido a un peligro. Sin embargo, ¡nunca dejó de esperar que llegara un mañana mejor!

Perro abandonado durmiendo junto a su refugio

Recibe GRATIS tu boletín informativo de Pupvine y nunca te pierdas las últimas historias de perros que te derretirán el corazón.

Doy mi consentimiento para recibir correos electrónicos y anuncios personalizados.

La historia de Maru comienza catorce años antes, cuando él era sólo un cachorro. Con sólo unos meses de edad, su dueño lo compró a un precio muy alto y lo mantuvo en la familia durante cuatro años. Entonces, ¡surgió un ataque de nervios!

Como a Maru le confiaron a otro dueño, decidió mantenerlo atado afuera. Nunca en sus sueños más locos este dulce niño podría imaginar que pasaría la mayor parte de su vida encarcelado.

Lo mantuvieron con una correa corta en una pequeña estructura que servía como casa para perros. Estaba tan cerca del acantilado que su vida diaria estaba en peligro.

Lindo perro descuidado

“A lo largo de los años, nos hemos encontrado con varios perros dopados, pero este lugar fue uno de los peores. La pequeña estructura, que al perro le parecía una casa, estaba en la punta de un acantilado”,  escribió el equipo de гeѕсᴜe en Instagram.

рooг Maru pasó años acurrucado bajo una pequeña lámina de metal, que básicamente era un techo. Allí debajo se escondía de las fuertes lluvias y del frío. Y, lamentablemente, también lo obligaron a ir al baño allí.

La buena gente de WEACT se apresuró a emprender una misión tan pronto como escucharon su historia. Lo que más les llamó la atención fue el hecho de que Maru estuvo allí durante años sin nadie que lo ayudara.

Perro abandonado sonriendo

Se sintieron terriblemente apenados por haber llegado demasiado tarde. Maru ya estaba en sus años de estudiante y, sin embargo, no tuvo la oportunidad de aprender el verdadero significado de un hogar acogedor en la última década.

Cuando los rescatistas se acercaron a él, temiendo lo peor, ¡sucedió lo más inesperado! En lugar de mostrarse anciana y poco socializada, Maru los saludó con la sonrisa más dulce y moviendo la cola.

Estaba extremadamente feliz de tener gente cerca, como si estuviera tratando de explicarles lo solo y triste que estuvo todo este tiempo.

Dulce perro en una caja

El equipo pronto lo recogió en una perrera y lo llevó a sus instalaciones.

Durante el viaje hacia una nueva vida, Maru se mostró bastante pervertido, pero todos sus puntos desaparecieron una vez que llegó al infierno. Le sirvieron un gran plato de comida para perros que devoró en minutos.

Estaba extremadamente demacrado y demacrado, aunque su pelaje decía lo contrario. Maru tenía varias capas de pelo en su cuerpo que lo hacían parecer un chico con sobrepeso.

“La masa de pelo pegada que tenía en el cuerpo parecía una armadura”.   WEACT escribió.

Luego vino una sesión de arreglo personal… ¡y otra crisis!

Pelo de perro afeitado

Cuando finalmente le quitaron el pelaje después de 10 años, Maru parecía un niño diminuto. Tenía un peso extremadamente bajo y necesitaba al menos quince libras para lucir como se suponía.

Las huellas de su dura vida acumuladas a lo largo de los años eran visibles por todas partes. Tenía cicatrices en el cuerpo y le faltaban muchos dientes. La peor parte fue que a Maru le diagnosticaron gusanos del corazón en etapa 2.

Sin embargo, a pesar de todo eso, era muy cariñoso y afectuoso, simplemente feliz de estar lejos de esa estructura pequeña e inadecuada.

Perro afeitado durmiendo

A Maru todavía le queda un largo camino por recorrer, pero sus cuidadores se asegurarán de hacer absolutamente todo lo posible para ayudarlo. Por ahora, su objetivo principal es mantener este dulce ѕoᴜɩ lo más acogedor posible.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *