La separación de un cachorro desolado de la vaca ‘madre’ que lo crió es dolorosa. Su conmovedor reencuentro, sin embargo, es nada menos que hermoso.

‘Rookie’ gritó fuerte como diciendo: “Por favor no nos separes…”

Indique la música sentimental y prepare sus pañuelos porque este es desgarrador. Se ha demostrado una y otra vez que los animales tienen personalidades, sentimientos y emociones, al igual que los humanos. Muy a menudo, los animales tienen más empatía que los humanos.

Una familia notó que su enérgico perrito Rookie había formado una amistad y un vínculo poderosos con una de las vacas de su granja. La vaca era como la madre del cachorro: lo acariciaba y lo acariciaba. Corría y jugaba con la vaca y, a menudo, se lo podía encontrar sentado o durmiendo sobre su espalda.

El improbable dúo formó un vínculo poderoso. A pesar de su tamaño y diferencia de especies, se consideraban una familia. Hicieron casi todo juntos, hasta que un día se separaron. El dueño de la vaca no podía permitirse el lujo de cuidarla, así que decidió venderla.

Reunión de vacas y perros

Rookie observó cómo sacaban a su amigo del granero. Estaba visiblemente angustiado y las lágrimas brotaron de sus ojos. Se paró en el cubículo vacío y aulló miserablemente. Los gritos de Rookie son desgarradores.

 

Rookie estaba fuera de sí por el dolor. Aulló y ladró y se podía ver la desesperación en sus ojos.

Mientras se llevaban a la vaca, escuchó el aullido del pequeño Rookie y comenzó a mugir en respuesta. Rookie escuchó la voz familiar y salió corriendo en la dirección del sonido. Sus patas volaron por la calle del pueblo en busca de su amigo. A pesar del llamado de su dueño, la única voz que escuchó Rookie fue la de la vaca.

Para alegría de Rookie, localizó la vaca en un granero al otro lado de la ciudad. Con alivio y pura alegría, Rookie saltó sobre la vaca y la lamió. Desafortunadamente, el dueño de Rookie vino y se lo llevó de regreso a casa. Rookie se quejó y aulló desesperadamente cuando fue separado de su amigo una vez más.

Separado de su familia, Rookie se deprimió mucho y se negó a comer. La tristeza en el rostro del pobre cachorro es desgarradora mientras está parado en el cubículo vacío donde él y su amigo habían pasado tanto tiempo juntos.

Con la cabeza gacha y el rabo entre las piernas, Rookie tristemente comenzó a alejarse. De repente, una cabeza apareció en la puerta del establo detrás de él: ¡era su vaca! La familia decidió que encontrarían la manera de costear la vaca ya que Rookie estaba muy apegado a ella.

Cuando la vaca mugió, la cabeza de Rookie giró en shock: ¡allí estaba su amigo! No pudo contener su emoción y alegría. El reencuentro fue muy conmovedor. No quería separarse de la vaca que lo crió y le mostró amor, lo trató como si fuera suyo.

Este increíble vínculo y muestra de afecto entre Rookie y su vaca son muy conmovedores. Debes tener un corazón de piedra si esto no te conmueve. Una familia es una familia pura y simple, no importa quién seas. ❤️

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *