Lealtad Inquebrantable: Abandonado entre la Basura, Esperando Incansablemente el Regreso de su Familia

Todos los perros necesitan ser amados y cuidados para tener una vida feliz. Sin embargo, a menudo son ignorados y expuestos a un trato terriblemente injusto, poniendo sus vidas en peligro.

Ollie-Loo es un perrito encantador que no podía entender por qué lo habían abandonado en un montón de basura.

El cachorro fue abandonado en las calles de Detroit.

Estaba seguro de que tarde o temprano regresarían por él, pero esto no ocurrió.

Terry Looby es una rescatista del Grupo de Bienestar Animal que estaba en el vecindario para recibir una llamada sobre otro cachorro en problemas cuando notó a Ollie y supo que tenía que ayudarlo. Afuera hacía mucho frío y el pobre animal no hizo más que acurrucarse con cuidado en una silla para calentarse.

Son un miembro de la familia. ¿Cómo podrían abandonarlos?

Era evidente que hacía varios días que no había comido y estaba terriblemente desconcertado. Terry se enteró de su trágica historia por los vecinos del lugar cuando conversó con ellos.

Cuando la familia se fue, todos esperaban que regresaran por Ollie en cuestión de minutos, pero nunca lo hicieron. Volvieron a recoger un cachorro que le habían dejado, pero no les importó la vida del otro perro devoto que los esperaba.

La familia de Ollie fue desalojada de su casa, según testigos.

Ollie quedó aún más perplejo cuando se dio cuenta de que el cachorro se había salvado. En cualquier caso, se negó a abandonar el lugar. Quería estar rodeado de las antigüedades de su familia.

Terri se acercó a él con ternura. Le tomó unos minutos ganarse la confianza del cachorro, pero antes de darse cuenta, lo estaba llenando de besos como agradecimiento.

“’Vamos, hombre’, le dije. Estarás bien.”

Lo llevó al veterinario, donde descubrieron lo crítico que era su estado. Ollie-Loo requirió un tratamiento quirúrgico sumamente costoso, por lo que tuvieron que recurrir a las redes en busca de ayuda para poder salvar la vida de este adorable cachorrito.

Las donaciones llegaron para Ollie tan pronto como su historia se volvió viral. Pudieron operarlo y transportarlo a un hogar temporal donde recibió la atención que necesitaba para recuperarse.

El fémur de Ollie resultó gravemente fracturado.

Conoció a dos pequeños pugs con los que se llevó muy bien y demostró que realmente era un perro con un gran corazón. Su recuperación fue un éxito total y encontró un hogar permanente en un par de meses, sabiendo que nunca sería olvidado como si fuera un pedazo de basura más.

El nuevo dueño de Ollie dijo que desconoce su estatura y actúa como un perro diminuto.

Nos alegramos por la nueva vida de este hermoso cachorro. Porque gracias a los esfuerzos de los rescatistas y de aquellos dispuestos a darles un hogar temporal a estas criaturas indefensas, un número cada vez mayor de personas pueden vivir una vida amorosa. ¡Por favor comparte este feliz final!

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *