Una callejera enferma y desesperada extiende su pata, suplicando ayuda médica, y encuentra ayuda compasiva por parte de una mujer generosa.

Un perro callejero llamado Zhuzha cojeaba con el vientre hinchado. Los rescatistas de Love Furry Friends observaron a la angustiada cachorra y supieron que necesitaba asistencia médica rápida.

Una mujer amigable del equipo de rescate preguntó a un transeúnte si sabía algo sobre Zhuzha. El transeúnte le informó a la mujer que había sido esterilizada, por lo que su vientre hinchado no podía deberse al embarazo.

La etiqueta en la oreja del perro verificó que fue tratada bajo el programa de esterilización/castración de la ciudad. ¿Pero por qué su barriga estaba así? Era tan grande que el perro apenas podía caminar. Zhuzha miró a la simpática mujer, implorando ayuda, con sus adorables ojos de cachorrito.

Zhuzha fue llevada de inmediato al veterinario, quien verificó que su vientre hinchado se debía a un problema cardíaco que provocó que se acumulara líquido en su abdomen. Había que vaciarle el vientre. ¡La operación médica fue un éxito y Zhuzha se sintió mucho mejor!

Unos días después, su salvador visitó al cachorro. Zhuzha comió con gusto un bocadillo y pasó tiempo con la mujer que le salvó la vida. ¡Qué maravilloso rescate! Zhuzha espera su hogar permanente en una zona segura donde estará bien cuidada.

Por favor, ‘COMPARTE’ para transmitir esta historia a un amigo o familiar.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *