Alegría Renovada: La Emoción de una Perrita en el Refugio al Recibir el Regalo de su Nueva Mamá Adoptiva

La perra de Sad Shelter estaba encantada con el regalo de su nueva mamá adoptiva

Las calles y las perreras urbanas son los lugares en los que desgraciadamente hoy en día se encuentran muchos perros.

Por eso, muchas organizaciones en las que trabajan personas con un amor ilimitado por los perros están muy ocupadas.

Entre las muchas historias tristes, siempre puedes encontrar una con un final feliz, donde una vida maldita “de la noche a la mañana” mejora.

Una de ellas es la historia de hoy, sobre un perro cuya vida cambió para siempre con solo una carta y un regalo que significó mucho.

Sus ojos escondieron su tristeza

Nadie sabía cuánto tiempo llevaba Dora en la calle y cuál era su pasado cuando la rescataron y la llevaron a la perrera de la ciudad. 

Lo único que podían ver eran sus ojos tristes que ocultaban las penurias por las que había pasado este pobre perro. Desafortunadamente, su condición no mejoró ni siquiera en el refugio, y estaba claro que lo que realmente le faltaba a Dora era al menos un poco de amor.

Precisamente por eso existen organizaciones sin fines de lucro dedicadas a ayudar a estos pobres animales. Uno de ellos fue el salvador de Dora y le abrió la puerta a una nueva vida: El aullido de un perro . Se la llevaron de la perrera de la ciudad.

Cuando llegó a su centro de rescate, se podía ver realmente lo triste y traumatizado que estaba este perro. No movía la cola ni levantaba la cabeza mientras caminaba. Por no hablar de lo desnutrida que estaba y los numerosos problemas de salud que tenía.

Sin embargo, después de apenas una semana de interacción con personas, atenciones, dar cariño y todo lo que un perro necesita, Dora volvía a caminar con la cabeza en alto.

Esta valiente niña progresó rápidamente y lo mejor estaba por llegar.

Un regalo para su nueva vida

Después de tanto sufrimiento en la calle y en la perrera de la ciudad, de repente todo encajó para Dora.

Sin embargo, la sorpresa que le prepararon los empleados del refugio fue lo más destacado de todo. 

Uno de los empleados, que llevaba un paquete, invitó a Dora a acompañarla a una habitación.

Dora ya estaba muy emocionada, como si supiera que algo maravilloso le esperaba.

De hecho, fue un regalo para Dora que simbolizó su nuevo comienzo… un regalo de su nueva madre adoptiva en forma de carta invitándola a su nuevo hogar.

“Estaba tan feliz cuando desenvolvimos el paquete como si supiera que los regalos eran de una persona muy especial”. Howl Of A Dog escribió en su pie de foto. 

También había algo realmente especial entre los regalos además de la carta: una muñeca tejida que se parecía a la mamá de Dora, para que tuviera algo con qué acurrucarse hasta recibir la muñeca real. 

Dora estaba encantada, pero no podía esperar para empezar a acurrucarse con su nueva mamá y otros miembros de la familia en la vida real.

Todo esto fue grabado por el Centro de Rescate, para que Dora pudiera compartir su emoción y felicidad con todos nosotros.

No puede dejar de mover la cola en su nuevo hogar

Sólo cuando llegó al lugar que le correspondía Dora finalmente mostró sus verdaderos colores. Finalmente se convirtió en un perro de verdad en el verdadero sentido de la palabra.

Ahora disfruta de sus abrazos nocturnos en el sofá y le encanta pasar el día con su nuevo amigo canino, Cole, ya sea jugando en el jardín o simplemente tomando largas y perezosas siestas. 

Disfruta cada momento de amor y atención con todos los miembros de su nueva familia.

Este es un perro que quienes la salvaron probablemente ni siquiera reconocerían hoy.

Basta decir que no deja de mover la cola en todo el día.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *