Lealtad Eterna: Un Perro Devastado Visita la Tumba de su Dueño Difunto Todos los Días

Un perro devastado visita la tumba de su difunto dueño todos los días

Durante siete largos años, un perro llamado Flúmine y un anciano llamado Leonardo fueron amigos inseparables. Los dos mejores amigos vivieron en la provincia de Sassari, Italia, disfrutando de una vida sencilla y de una naturaleza impresionante.

“Eran muy cariñosos”, dijo Sara Sechi, la hija de Leonardo. “Siempre estaban abrazándose”.

Lamentablemente, la amistad tuvo que llegar a su fin. El mes pasado, después de una larga batalla contra una enfermedad, Leonardo falleció. Mientras estaba en el hospital, Flumine estuvo con la familia de Leonardo y todos vieron cuánto extrañaba el perro a su dueño.

Un perrito recorre millas todos los días

(Fuente)

“Cada vez que se acercaba un coche, Fulmine corría hacia la puerta por si era mi padre”, dijo Sechi.

Incluso después del funeral, Flúmine no dejó de buscar a Leonardo. Finalmente lo encontró.

El día después del funeral de Lenorado. Sara y su hijo fueron al cementerio a depositar más flores cuando vieron una sorpresa sobre la tumba de Leonardo. ¡Era Flúmine!

El perro cruzó solo más de tres kilómetros a pie para llegar al lugar donde descansaba Leonardo. Parecía como si Flumine entendiera que su amado amigo siempre dormiría aquí.

Un perrito recorre millas todos los días

(Fuente)

“No esperaba encontrarlo allí”, dijo Sechi. “Él no había estado en el funeral. No tengo idea de cómo supo adónde ir”.

Un triste cachorro finalmente se reunió con su dueño.

Pero esta no fue la primera ni la última vez que Flúmine visitó. Los vecinos informaron haber visto a Flumine camino al cementerio todos los días.

Un perrito recorre millas todos los días

(Fuente)

“Me gusta pensar que se guía por su amor por mi padre o que mi padre lo llevó allí”, dijo Sechi. “Es una de esas cosas extrañas sin una explicación real”.

Un perrito recorre millas todos los días

(Fuente)

Sara ha acogido a Flúmine para vivir con su familia. Ambos lloran juntos y esperan días mejores con nuevos recuerdos.

Un perrito recorre millas todos los días

(Fuente)

“Me emociona pensar cuánto amaba mi padre a Fulmine y cuánto lo ama Fulmine”, dijo Sechi. “Es triste verlo llorar, pero poco a poco superaremos este triste momento juntos”.

La verdadera amistad realmente dura para siempre, como nos lo demuestran estos amigos de Sassari, Italia.

Un perrito recorre millas todos los días

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *